Saltar al contenido

Fiscalidad del ebook: guía para escritores independientes para no naufragar entre impuestos

fiscalidad del ebook«¿Fiscalidad del ebook? Soy un artista, ¡no me mezclo en temas tan mundanos!» o «No entiendo de estos temas y me dan miedo, por lo que prefiero no publicar ningún ebook para evitarme problemas» son las típicas actitudes que tienen los escritores independientes antes de lanzar su libro.

Mi hermano Peio y yo nos asombramos de la cantidad de personas que nos consultan sobre temas de impuestos y libros. Es muy frecuente encontrar entre ellos a escritores que se ven bloqueados por su complejidad hasta el punto de verse superados.

Por eso, hemos decidido crear esta guía de fiscalidad del ebook para escritores independientes. Con ella, queremos resolver esas dudas que nos han asaltado a todos en algún momento de nuestra carrera.

Con la cabeza fría, el objetivo de todo escritor que ha hecho el titánico esfuerzo de publicar un ebook debe ser minimizar la «factura fiscal». Siempre dentro de la legalidad, de eso no hay duda.

Como veremos, saber cuántos impuestos debe pagar un escritor no es nada sencillo. La ley es bastante ambigua y llena de supuestos que intentaremos desgranar poco a poco.

Lo primero es lo primero, ¿ebook gratuito o de pago?

Lo primero de todo es comprender que la fiscalidad del ebook nace a partir del momento en que se produzca un ingreso. Que no un beneficio. Uno puede ganar dinero con algo pero tener pérdidas cuando evalúa cuánto ha invertido para conseguir ese ingreso.

Por tanto, no importa si publicas un ebook y acabas perdiendo dinero. Deberás pagar impuestos cuando se produzcan ingresos. Resulta obvio pero vamos a dejarlo aún más claro:

  • Si no hay ingresos, no hay que pagar impuestos.
  • Si hay ingresos es cuando hay que «investigar» cuánto hay que pagar en concepto de impuestos.

¿Es posible publicar un ebook y no tener ingresos? Desde luego. Si tu ebook es gratuito no generará ni un solo céntimo, por lo que no estás sujeto al pago de impuestos.

Da igual que se descargue un millón de veces.

Sencillo, ¿verdad?

La cosa se complica cuando tu libro sí que tiene un precio. No importa que sea de 0,99 euros o de 99,99 euros. La fiscalidad del ebook entrará en funcionamiento en cuanto vendas el primer ejemplar.

Artículos y consejos relacionados:

Empecemos con la fiscalidad del ebook: ¿quién paga el IVA?

Qué es el IVA

Se denomina IVA al Impuesto sobre el Valor Añadido y aplica a todos los productos y servicios vendidos a clientes finales.

Cuánto hay que pagar de IVA

Antes, los ebooks disfrutaban del IVA reducido del 4%, pero desde marzo del 2015 Europa ha denegado la aplicación de este IVA. Conclusión: ahora los ebooks recaudan un 21% en concepto de IVA.

Quién se encarga de recaudarlo

El IVA es un impuesto sobre la venta de productos finales, por lo que el encargado de recaudarlo será el que vende el ebook al cliente.

A partir de aquí hay un poco de complicación. Es importante distinguir:

  • Si vendes tu ebook desde tu propia web o con un sistema propio. Deberás encargarte de facturar el IVA tú mismo y de devolverlo a Hacienda. Para poder emitir facturas, es necesario ser autónomo o tener una empresa que lo haga por ti.
  • Si vendes a través de plataformas de terceros. Ellos son los encargados de recoger el IVA en el momento de la venta de cada ejemplar sin que tengas que hacer nada.

Con el cambio del IVA que he mencionado antes suceden dos cosas: o ese porcentaje extra sale directamente de ti, escritor, porque decides mantener el precio de tus ebooks o sale indirectamente, ya que te verás obligado a subir el precio para compensar el nuevo IVA. Y ya se sabe que si sube el precio, baja la demanda.

Lecciones aprendidas: la fiscalidad del ebook y el IVA es menos compleja si se utilizan distribuidores como Amazon o iBooks, puesto que no te tienes que encargar de nada.

La Hacienda estadounidense

El IRS o Internal Revenue Service es el nombre de la Hacienda de Estados Unidos. Una vez liquidado el tema del IVA, el siguiente capítulo de la fiscalidad del ebook son las cuentas a saldar con el IRS.

Hasta hace unos años, saber cómo navegar por estas aguas era como intentar llegar a Nassau en el siglo XVIII sin que te asaltaran los piratas. Por suerte, eso ha cambiado.

Al menos en parte.

¿Qué pinta la Hacienda de EEUU en mis ebooks?

Ten en cuenta que si has publicado un ebook con Amazon o con Smashwords (o cualquier distribuidor con sede central en EEUU), estás sujeto a las leyes fiscales de este país.

En el caso de la venta de ebooks, el gobierno de EEUU pegará una «mordida» del 30% sobre el dinero recaudado por el concepto de Withholding of Tax on Nonresident Aliens and Foreign Entities.

No te asustes con eso de «alien», así es como llaman a los residentes extranjeros.

Por suerte, existe la posibilidad de que ese porcentaje disminuya si tu país está en la lista que tiene tratados de impuestos reducidos. España es uno de ellos, pero puedes consultar la lista completa en este enlace.

Mediante este tratado, en el caso de ser ciudadanos o residentes de España nos beneficiaremos de una tasa reducida del 5% en vez de el 30% iniciales.

No está mal, ¿no?

Cómo conseguir esta reducción fiscal: el caso de Smashwords

Este es un punto crucial en los impuestos que debe pagar un escritor independiente. Tras años vigilando este tema y sin llegar a una conclusión segura al 100%, esto es lo que he sacado en claro.

Para beneficiarte de esta reducción fiscal, deberás presentar una serie de formularios burocráticos a tus distribuidores. En el caso de Smashwords, ellos aconsejan que hagas dos cosas:

  1. Obtener el formulario ITIN, que es una forma de darse de alta como ciudadano extranjero ante el IRS.
  2. Cuando recibas tu ITIN, tendrás que rellenar el formulario W8-BEN y mandárselo a Smashwords de vuelta.

Todo esto llevará un tiempo de lucha con las autoridades, que no van a poner fácil que te puedas librar de pagar la factura completa. ¿Qué te pensabas?

Si esto te supera, existe un Plan B.

Cuando hablábamos de cómo cobrar las ventas de tus ebooks, comenté que puedes decirle a Smashwords que no te realice ningún pago y que guarde los ingresos generados hasta que no tengas resuelto este papeleo.

La simplicidad de Amazon

Para acogerte al tratado de impuestos reducidos del Withholding tax simplemente debes introducir tu DNI en el sistema de Amazon. No sé cómo hay que hacerlo con exactitud, pero otros lectores me han confirmado que en España es suficiente con presentar este documento.

Hace unos años que todo este tema se solucionaba si completabas un formulario y recibías un número de la Seguridad Social estadounidense (o similar) llamado EIN. Lo hice en su momento y por lo visto era lo único que pedía Amazon por aquel entonces, de modo que no he necesitado hacerlo de esta manera.

Agradecería que si algún lector lo ha hecho recientemente, me ayude a completar este apartado dejando un comentario al final de esta guía.

Fiscalidad del ebook: ¿Debo darme de alta como autónomo?

Gracias a todo lo que hemos visto a lo largo de esta guía, la respuesta va a ser mucho más sencilla.

Al hablar de fiscalidad del ebook suele salir la duda sobre si uno debería estar dado de alta como autónomo.

La respuesta corta es no.

Si publicas tus ebooks a través de Amazon o Smashwords y iBooks, ellos serán los encargados de recaudar el IVA que generen tus ventas (recuerda que si tus ebooks son gratuitos, no hay IVA que valga).

De modo que no tienes que emitir ninguna factura ni recaudar IVA ni devolverlo a Hacienda.

Un escritor independiente no debe darse de alta como autónomo hasta que no supere determinado nivel de ingresos mensuales o anuales. Aquí no hay un consenso claro ya que la ley es poco clara al respecto, pero estos son los mínimos desde los que uno debe empezar a plantearse el alta:

  • Cuando esos ingresos superan el Salario Mínimo Interprofesional, que en España y para 2016 es de 655,20 euros al mes en 14 pagas.
  • Cuando estos ingresos superan el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples, que en España y para 2016 son 532,51 euros al mes, 6.390,13 euros al año en 12 pagas o 7.455,14 euros en 14 pagas.

De entrada y si tienes dudas sobre si superas o no estos niveles, te aconsejo que no te des de alta como autónomo. Suponen unos 200 o 300 euros mínimos al mes en España dependiendo de cada persona, lo cual hace que darse de alta compense cuando se superan estos mínimos con holgura.

Como ves, la fiscalidad del ebook es compleja. Por eso, es mejor consultarlo con un asesor fiscal llegado el momento. Si vas a Hacienda a preguntar, lo más seguro es que «barran para casa» y te den un consejo peor.

¿Y qué pasa con la declaración de la renta en España (IRPF)?

¿Debo declarar mis ingresos como escritor independiente y pagar impuestos a Hacienda? Según la ley, sólo cuando los ingresos generados por la venta de ebooks superen los 22.000 euros brutos anuales.

Personalmente, creo que aquí no deberíamos pagar ningún impuesto ya que los ingresos ya fueron gravados en EEUU con el IRS (¿recuerdas el Withholding Tax del 30%?).

Aun así, mi recomendación es que consultes con un experto en fiscalidad en caso de dudas. Como dice Mariana Eguaras en un su artículo sobre fiscalidad del escritor en España:

No existe un estándar de temas fiscales para autores, cada situación es particular

Esto es todo lo que hemos averiguado mi hermano y yo sobre la fiscalidad del ebook en España.

Si tienes más información sobre este tema que aplica a España u otros países por favor, no dudes de escribir un comentario.

Este es un tema que trae de cabeza casi todos lo autores que empiezan.