Saltar al contenido

Cómo dar formato a un ebook con el método nuclear

cómo dar formato a un ebookEn sucesivos artículos voy a ir compartiendo mi experiencia sobre cómo dar formato a un ebook, por lo que antes de nada me gustaría empezar por los primeros pasos. Cuando ya has terminado tu libro y te dispones a publicarlo, darle el formato adecuado puede convertirse en una pesadilla interminable.

Reconozco que no soy un usuario informático avanzado, aunque puede que muchos de mi entorno me consideren uno (me gustaría saber qué pensarán de mis compañeros de Applesfera, serán algo así como magos por lo menos). Tengo alergia a la programación y evito siempre que puedo utilizar lenguajes informáticos tipo HTML.

Por eso, en el artículo de hoy vamos a ver cómo dar formato a un ebook de la manera más sencilla posible. Lo llaman…

El método nuclear: cómo dar formato a un ebook

No recuerdo exactamente dónde leí este método, sólo sé que funciona a la perfección y que solucionó mis problemas en cuanto lo puse en práctica. Así es cómo hay que aplicarlo:

  1. Necesitarás haber terminado de escribir y revisar tu libro, da igual si es una novela o un libro técnico y de no ficción. Si aplicas el método nuclear y después realizas correcciones, añades cosas o mandas el documento para que lo revise otra persona, puede que te surjan pequeños o grandes “vicios” de nuevo.
  2. Haz una copia de seguridad del archivo en el que tienes tu ebook. Es decir, haz un duplicado con el que empezaremos a trabajar. Si algo sale mal, siempre podrás volver al original sin mayores complicaciones.
  3. Copia y pega TODO el texto en un editor de textos plano, tipo TextEdit en Mac o el NotePad de Windows. Son los típicos programas que vienen de serie en cualquier ordenador y en el que no se les puede poner nada de formato tipo negrita o encabezados. Son perfectos para despojar de código oculto tu ebook.
  4. Si tienes aún Word abierto, ciérralo y ábrelo de nuevo con un archivo nuevo. Si lo prefieres puedes presionar ctrl + N (o cmd + N en Mac) para abrir el nuevo documento.
  5. Pega el contenido del editor de textos plano en Word.
  6. ¡Ya está! Ahora tienes un ebook totalmente limpio y sin formato. Atrás han quedado los problemas de formato fantasma o cualquier código que no se puede ver a simple vista. Está preparado para convertirse en tu best-seller particular.

Cuándo y por qué utilizar el método nuclear

Este ha sido un tutorial muy breve sobre cómo dar formato a un ebook, pero eso no significa que su valor sea pequeño. A mí me ha salvado de un montón de líos. Lo normal es creer que el formato no tiene ningún problema a simple vista, pero siempre esconde unos cuantos bajo esa apariencia calmada.

Muchos de estos problemas se derivan porque:

  • Hemos escrito el ebook en un programa diferente a Word.
  • Hemos transformado nuestro libro a PDF (ya sabes, ese formato de ebook para cavernícolas) y luego lo hemos copiado y pegado en un Word sin contemplaciones.
  • Ha pasado por muchos ordenadores, lo ha corregido varias personas diferentes añadiendo comentarios, quitando párrafos y poniendo enlaces a internet.
  • Se ha jugado con los tamaños de letras, negritas o cursivas, además de con las tipografías.

En definitiva, son esos vicios que comentábamos al principio. Es inevitable que se formen con el paso del tiempo, de las horas en el teclado y de las revisiones.

También hay que utilizar el método nuclear cuando vayamos a publicar nuestro ebook en Smashwords y nos esté dando algún problema para entrar en el catálogo premium. Si aplicas el método nuclear ahora, no tendrás que hacerlo más adelante.

Otro punto a tener en cuenta de este tutorial sobre cómo dar formato a un ebook es que al partir de cero, podremos dar una experiencia de lectura homogénea al lector. Sea cual sea su distribuidor online o el dispositivo de lectura que utilice, nuestro ebook siempre se verá igual.

Ventajas del formato de un ebook

Es probable que pienses eso de “¿De qué me sirve saber cómo dar formato a un ebook?”

Debes saber que un mal formato de un ebook puede dar al traste con tu corta carrera de escritor independiente. Antes hemos hablado de la experiencia de lectura, algo de lo que con frecuencia nos olvidamos.

Detrás de un lector de libros electrónicos hay personas. Lectores de carne y hueso que disfrutan o padecen cada una de nuestras palabras. Quieres concentrarte en trasladar tu mensaje al público sin interferencias. Sin obstáculos.

Saber cómo dar formato a un ebook hace que seas más consciente de la importancia de la experiencia del lector.

De estos errores de formato no se libran ni los escritores más importantes. JK Rowling fue una de ellas hace un par de años. Pero ella era famosa y sus fans probablemente le perdonaron al poco tiempo. Pero tú eres desconocido. No tendrías tanta suerte.

Partir de un buen formato te ayudará a que todos tus lectores tengan la misma experiencia de lectura. Hay decenas de librerías online ahí fuera. Están las grandes como Amazon, iBooks o Google Play Books, pero puede que llegue un momento en el que te interese publicar en otras más pequeñas como Lektu o Bubok. No te hará ganar puntos, pero sí que es un mínimo de exigencia que está implícito.

Para terminar este artículo sobre cómo dar formato a un ebook, un último consejo.

Es inevitable acabar haciendo cambios a tu obra. Ya sea para corregir errores, añadir contenido o modificar unas líneas. Tener tu ebook en un único formato para todos esos distribuidores te facilitará enormemente la tarea. Imagínate hacer las correcciones en cada archivo por separado. Una locura.