Saltar al contenido

Cómo conseguí publicar tres ebooks en 365 días

Cómo conseguí publicar tres ebooksAunque lo normal es que en mi hermano Peio y yo hablemos en este blog de tutoriales sobre autopublicación en Amazon o Google Play Books, hoy me gustaría compartir algo más personal.

Hoy voy a contar la historia de cómo conseguí publicar tres ebooks en un año.

Lo cierto es que ahora que miro atrás en el tiempo, ni yo mismo sé cómo lo hice. Fueron meses turbulentos en lo profesional pues abandoné mi empresa, una consultora multinacional de esas que aparecen en las películas, y me volqué de lleno en mis proyectos de blogger freelance.

¿Cómo conseguí publicar tres ebooks en menos de 1 año?

A decir verdad, creo que no hay una fórmula mágica más allá de la constancia y disciplina. Mientras escribía mi primer ebook, El Espectador Digital, seguía trabajando como consultor y con frecuencia llegaba a las 10 de la noche de la oficina. 

O incluso más tarde.

Era en ese momento en el que, con todo el cansancio del día y mi cerebro pidiéndome a gritos una cena precocinada y perder el conocimiento en el sofá viendo la tele, me tenía que sentar a escribir delante del ordenador. Me obligaba a escribir todos los días uno poco, aunque fuera un par de párrafos porque era consciente de que la responsabilidad de salir de ese agujero era mía.

Nadie más se iba a sentar a escribir mi libro por mí, por desgracia. Este fue el primer paso sobre cómo conseguí publicar tres ebooks en un año. Ahí estaba el primero.

Así pasaron los 5 peores meses de mi vida, en los que el teclado y la pantalla de mi ordenador eran un pequeño oasis dentro del desierto en el que me encontraba.

Cuando dejé de ser consultor y había publicado ese primer ebook, empecé un segundo ebook, titulado El Informe Android. Si El Espectador Digital fueron más de 60.000 palabras, este fue un ensayo de 20.000. Tenía las ideas tan claras que pude sentarme delante del ordenador y fusilarlo en menos de 14 días. Con gráficas y todo.

Para el tercer libro tuve que dedicar mucho más tiempo. Se trataba de mi novela El Consultor, basada en mi experiencia profesional en una de estas consultoras hardcore. Esta fue mi terapia particular en la que pude desprenderme de mis demonios.Portada El Consultor

Tardé más de 6 meses en escribirlo, pero por fin vio la luz al año siguiente.

La verdad es que me sigue sorprendiendo y aún pienso en cómo conseguí publicar tres ebooks en menos de doce meses. Para la novela dediqué más tiempo que a los otros dos ebooks antes de publicarla. Puede sonar absurdo, pero cuando estaba a punto de pulsar el botón de publicar no podía evitar pensar que dejaría de ser una parte de mí.

Fue una sensación rara.

No sabría explicarlo muy bien con palabras, pero lo intentaré. Creo que si de verdad te dejas el alma escribiendo una novela, eso se nota.

Llega un punto en que te das cuenta de que has dejado mucho de ti mismo entre esas páginas. Tal vez demasiado.

Por eso, cuando estás a punto de apretar ese botón tienes dudas. Sabes que en cuanto lo aprietes, todos tus personajes, sus vidas, pequeñas victorias o incluso sus miserias van a dejar de ser algo tuyo. Resulta absurdo, ¿no? Pero así es cómo me sentía.

Aunque tardé uno seis meses en escribirla, lo cierto es que pasaron varias semanas hasta que me decidí a crear una estrategia de marketing para su lanzamiento. Alargué este tiempo todo lo que pude y pasaron incluso algunas semanas hasta que retomé El Consultor.

Finalmente, tras haber empezado a escribir la novela en septiembre de 2013 acabó viendo la luz el 10 de junio de 2014. Estuvo un mes entero en periodo de reserva en el que organicé distintas iniciativas de marketing. Para poder prepararlas necesité otro mes entero, entre que hablaba con diferentes compañeros bloggers y cerraba entrevistas o guest posts en sus blogs.

El trabajo duro tuvo su recompensa. El día de su lanzamiento, encendí el móvil y vi cómo había alcanzado el número 1 de iTunes global. Todo eso en su primer día.

Es hora de ponerse las pilas y sentarte a escribir

Bueno, espero que este breve relato te haya servido de inspiración para escribir tu libro. Todos nos hemos puesto excusas para no sentarnos delante del teclado y escribir ese libro que lleva rondándonos la cabeza meses.

Lo que quiero transmitirte es que:

Nadie más que tú se va a sentar a escribir tú libro. Solo tú sabes cómo irán encadenadas las palabras.

Así que ponte ahora mismo a escribir, ¡basta de excusas! Para ayudarte a autopublicar tu obra ya estamos mi hermano y yo aquí.

Ya sabes cómo conseguí publicar tres ebooks en doce meses. No fue nada del otro mundo. Sólo constancia y disciplina. Algo que tú también puedes hacer.