Saltar al contenido

Qué podemos aprender como escritores de Breaking Bad

aprender como escritoresHace un tiempo ya que se acabo para siempre la serie Breaking Bad.

Una verdadera obra maestra en su género. Por sus personajes, por su actores y por la historia que nos cuentan.

Sin embargo, reconozco que Breaking Bad no me engancho hasta que pude vencer la desesperación que me causaba ver a sus personajes principales (Jesse Pinkman y Walter White) superar todos y cada uno de los grandes obstáculos que deben sortear hasta hacerse un hueco en el mercado de la droga de Albuquerque, Nuevo Méjico.

Algo que no sucede hasta el final de la primera temporada en un inolvidable encuentro con Tuco Salamanca. El camello que controla todas las esquinas de la ciudad y que les hacia la vida imposible. Como un matón de colegio.

Por eso, una forma de resarcirme por estas dudas iniciales y rendir tributo a esta gran serie, es a través de esta entrada y contando qué podemos aprender como escritores de esta inolvidable serie.

Y aunque te sorprenda no son pocas las lecciones que podemos extraer. Así que dejémonos de rollos y veamos que podemos aprender como escritores de Breaking Bad.

Antes de que sigas leyendo te advierto que el contenido de este artículo puede desvelar partes de la trama de la serie… así que ya estas advertido, si todavía no la has visto.

La blue meth es como tu libro…simplemente perfecta

Deja que te ponga en contexto.

Breaking Bad es la historia de un genio de la química (Mr White) venido a menos que vive tranquilamente dando clases de química en un instituto de Albuquerque, que tras saberse enfermo de cáncer de pulmón, decide pagar el tratamiento produciendo Meta anfetamina junto a un antiguo alumno suyo, cuya principal motivación es seguir colocándose gratis y sacar algo de pasta.

Poco a poco y con esfuerzo, ambos se hacen con el control del mercado de anfetamina en el estado de Nuevo Mejico con todo lo que ello supone.

El caso es que gracias a los conocimientos de Walter en química avanzada, juntos producen la mejor y más potente meta anfetamina del mercado a la que pronto en las calles se la conocerá por adictos y policía como Blue Meth.

Un producto que todos los adictos desean y que todo policía esta loco por decomisar.

La principal característica de la Blue Meth es que es 99,6% pura. Algo que los traficantes con los mejores medios he instalaciones no pueden ni soñar conseguir.

Se trata de un producto único. Que solo puede cocinar Walter. Pero que desgraciadamente no puede vender…

Te suena esta historia de algo…A mi si.

La Blue Meth es como tu libro. Nadie más es capaz de escribirlo. Solo tú.

Como Mr White, tu eres el único genio capaz de escribir tu propio libro. ¡De crear Blue Meth!

Esta es la primera lección que podemos aprender como escritores. Nadie va a escribir tu libro por ti. Solo tu puedes hacerlo.

Para triunfar en un mercado y llegar a los consumidores más te vale tener amigos

Conforme avanzamos en la serie, hacia la segunda temporada, vemos como Walter y Jesse son incapaces de solucionar todos los problemas ellos solos.

Aquí nos encontramos con un capítulo revelador y a la postre definitivo: Better call Saul

Saul es un personaje de estos que hacen historia en las series.

Es la pieza clave que hace que la historia pueda evolucionar y despegar definitivamente gracias a sus contactos y conocimientos.

Saul es un abogado de rufianes y criminales de poca monta. Que se hace pasar por judío porque según el, eso vende más entre sus clientes.

El personaje, nunca mejor dicho, acaba enamorando a cualquiera. A pesar de su laxa moral y amor por el dinero. Se acaba convirtiendo en el mejor consejero de Wlater y Jesse y prácticamente en su único y más fiel aliado. Siempre velando por sus intereses y los de su socio más allá de una estricta relación cliente-abogado.

Tanta ha sido la popularidad de este personaje tan casposo que los responsables de la producción de Breaking Bad han anunciado el lanzamiento de un Spin Off basado totalmente en Saul.

Yo reconozco que el tipo me cautiva.

¿Pero que cual es la lección que podemos aprender como escritores de este entrañable personaje?

Pues ciertamente no importa lo bueno que sea tu libro, no importa que sea Blue Meth. Por muy bueno que sea, va a ser muy dificil que se convierta en un superventas.

Esta es la segunda lección que podemos aprender como escritores de Breaking Bad. No importa lo bueno que sea tu libro. No importa que sea Blue Meth. Si quieres que se venda vas a necesitar ayuda y buenos consejeros.

Algo, como un buen editor.

Algo que puedes conseguir en este blog y sus servicios asociados como una portada profesional, un formato adecuado para publicar el ebook y una buena distribución.

Es el sistema de distribución lo que importa…. estúpido

Antes hemos mencionado muy de pasada a Tuco.

Tuco es el brutal y despiadado jefe de una banda de narcos que controla la distribucion en varias equinas de la ciudad de Albuquerque.

Cuando aparece la Blue Meth por primera vez  Jesse y Walter se las ven y las desean para poder vender su producto. Hasta que finalmente llegan a un acuerdo con el inestable Tuco.

Tuco es un personaje de la peor calaña, violento y paranoico hasta el extremo, no duda en liquidar a amigos y enemigos por motivos a veces inverosímiles.

Tanto Jesse como Walter se sienten amenazados y forzados a trabajar para un psicópata. Por lo que finalmente en un giro rocambolesco de los acontecimientos consiguen deshacerse de él. Al final no se nos escapa que Walter, el padre de familia amable, siempre tiene una obsesión que llevará hasta sus últimas consecuencias. Ser el que controla todos los aspectos del negocio sin tener a nadie por encima que fiscalice sus movimientos.

Finalmente tras unas cuantas idas y venidas Walter acaba conociendo a un respetable hombre de negocios de Albuquerque que dirge la distribución de meta anfetamina en la sombra sin levantar la más minina sospecha. Como si fuera un negocio totalmente legal, Guss Fring.

Gracias a su empresa de comida rápida, reputación y contactos con las autoridades locales, Guss es capaz de distribuir por todo el estado de Nuevo Méjico y otros estados vecinos, la droga que le envían los carteles mexicanos.

Guss es quien da la oportunidad a Walter de vender la Blue Meth incluso en la República Checa. Le proporciona un laboratorio, las materias primas de gran calidad y la red de distribución para comercializar su creación. Por así decirlo, Guss es el Amazon de la Blue Meth para Walter. Y por eso acaba llevándose una buena tajada. Es lógico, Guss al igual que Amazon es quien pone los medios para poder vender el producto. En tu caso, tu libro.

Por lo tanto, la tercera lección que podemos aprender como escritores de Breaking Bad es que un buen distribuidor puede llevar nuestro ebook hasta la china.

De esta forma aumentamos nuestra exposición y ventas. Un buen distribuidor es el aplacamiento que nuestro libro necesita. Por eso hay que trabajar con los mejores: Amazon, iBooks y Smashwords

Conclusión final: Se como Guss Fring y crea tu «Los Pollos Hermanos»

aprender-como-escritores-a-crear-tu-propia-plataformaHay una conversación en uno de los episodios de la última temporada de Breaking Bad entre Mike y Walter muy relevante desde el punto de vista de la gestión y los negocios que casi pasa desapercibida.

Mike es el jefe de seguridad y mano derecha de Guss Fring.

En un momento dado, Mike le dice a Walter:

-¡Teníamos una cosa buena en nuestra manos estúpido Hijo de P…!, teníamos a Fring, un laboratorio y todo lo que necesitábamos para que todo funcionara a la perfección…pudiste haber mantenido tu boca cerrada y haber hecho tanto dinero como hubieras deseado. Era perfecto… pero noooo,  tu tenias que hacerlo saltar todo por los aires… ¡tú, tu orgullo y tu EGO! porque tenías que ser el protagonista. Si solo hubieras hecho tu trabajo… todo estaría bien ahora.-

A mi, esta conversación, me llamo mucho la atención porque si algo queda patente durante toda la serie es lo dificil que resulta hacerse un hueco en el mercado de la droga.

Un mercado donde literalmente te juegas la vida y arriesgas tu libertad todos los días en el mejor de los casos.

Vamos, las barreras de entrada en este mercado se pueden decir que son brutales. Aunque los beneficios también son inmensos.

Sin embargo Guss, hace que todo esto sea fácil. Tiene el producto y definitivamente la infraestructura para llevarlo al mercado sin que nadie se entere.

Algo casi imposible de conseguir.

Guss es un EMPRESARIO. Tiene un sistema para vender su producto.

Como dice Mike, era la situación perfecta. Nadie podía sospechar de sus actividades. Los Pollos Hermanos era la tapadera perfecta. La cadena de restaurantes les permitía lavar el dinero procedente de la droga, fabricar la mercancía y distribuir el producto sin ningún riesgo de intromisión de las autoridades locales y federales.

Eran totalmente invisibles al gobierno y plenamente visibles para sus consumidores.

La última lección que podemos aprender como escritores de Breaking Bad es: actúa como un EMPRESARIO y  construye tu propia plataforma digital para vender tu ebook.

Puede que te cueste mucho tiempo y que resulte dificil… pero al final, si creas un blog y adquieres una audiencia alrededor de este, podrás vender tu ebook y servicios asociados de forma mucho más fácil.

Tendrás un canal de distribución como Guss. Salvando todas las distancias.

Escibir un libro es difícil pero… mucho más difícil crear la infraestructura para venderlo. Un editor te puede prestar su infraestructura si le interesa pero sino quieres depender de uno o no consigues que uno te la preste, lo mejor es crear esta infraestructura tu mismo. ¿No crees?

Y para eso la mejor formula es crear un blog y desarrollar tu propio marketing de contenidos. Pero esta ya es otra historia.